Consecuencias emocionales del confinamiento

Estar recluidos dentro de ciertos límites, nos va generando cambios, vamos perdiendo libertad y ganando miedos. Esta nueva situación nos obliga a ir adaptándonos y cada uno lo va haciendo de diferente manera.

Lo que si todos vamos movilizando afectos al inicio el miedo por lo desconocido, por enfermarnos, por lo económico, nos pone en estado de alerta y va generando Ansiedad , que es justamente el miedo a que algo malo suceda. Cada uno, más allá de lo que nos imponen vamos generando mecanismos de protección.
Al pasar tiempo pueden invadirnos otros afectos como irritabilidad, angustia, frustración, enojo, tristeza, violencia y comenzar a desarrollar patologías, desde un Trastorno Adaptativo hasta otras patologías más importantes o descompensar algunas preexistentes. Vamos perdiendo el orden que nos brindan las actividades cotidianas, pérdida del reloj, del horario del sueño, se altera la alimentación, más horas de convivencia o de soledad, adaptarse a nuevas formas de trabajo.

Esta crisis sanitaria, económica, social se va complicando por la incertidumbre de " hasta cuando " y la falta de " zanahorias". Nos falta ese encuentro con la familia, reuniones sociales, el club, la pareja, el deporte, grupos de pertenencia que son todas actividades que nos ayudan a sobrellevar momentos difíciles. Hoy la tecnología nos ayuda, pero no suple todos los aspectos. Estamos en pausa. Esto puede llevarnos a un aumento del consumo de sustancias psicoactivas o síntomas depresivos. Como también el día después a desarrollar un trastorno por estrés postraumático.

Hay 3 grandes grupo de riesgo: el personal de salud con un mayor índice de Burnout, los adultos mayores en soledad y sin controles adecuados y las personas con patologías psiquiátricas previas, cuando nos enfrentamos a una certificación por salud mental, es parte del tratamiento los aspectos sociales y por eso es que damos permiso para " salir del domicilio " en esta situación el no poder salir empeora el pronóstico.
Frente a toda esta nueva realidad debemos buscar aspectos positivos, reinventarnos, siempre nos aqueja la falta de tiempo.

Algunos consejos prácticos de que hacer:

  • Debemos mantener rutinas, si bien va alterándose el ciclo sueño - vigilia debemos estar despierto en las horas con más luz solar.
  • Alimentarnos más sano, ya que tenemos más horas para cocinar.
  • Momentos lúdicos sobre todo con los más chicos de la casa.
  • Realizar ejercicio por lo menos 30 minutos de una rutina diaria.
  • Arreglar cosas en la casa.
  • Intentar ayudar y/o cuidar a otros 
  • Mantenernos conectados, realizar llamadas grupales, hacer un buen uso de las redes.
  • No sobre informarnos sobre todo si desconocemos las fuentes.
  • Consultar al médico si presentamos algún síntoma o ayudar a otro si vemos que lo precisa
Esta Pandemia nos dejara a todos algo, debemos tratar de focalizar en las cosas positivas.

Imprimir contenido