Semana de la Lactancia Materna 2022: "Apoyo y educación"

Entrevista de Natalia Verdún a la Dra. Paula Gómez, Neonatóloga, Coordinadora del Comité de Buenas Prácticas de Alimentación del Lactante y el Niño Pequeño

"Si apuntamos solo a explicar los beneficios de la lactancia cuando la mamá está embarazada, ya estamos corriendo de atrás"

Desde hace 30 años la primera semana de agosto es dedicada a nivel internacional a promover la lactancia materna.

En un contexto de crisis y riesgo alimentario mundial por las consecuencias económicas de la pandemia y los conflictos bélicos, la ONU recordó que la leche materna es una "fuente de alimentos segura, nutritiva y accesible para bebés y niños pequeños".

Sobre el cambio cultural en relación a este tema, el camino recorrido y el debe, hablamos con la Dra. Paula Gómez, neonatóloga, coordinadora del Comité de Buenas Prácticas de Alimentación del Lactante y el Niño Pequeño del SMI.


- En estos últimos años ¿se evidencian cambios en relación a la lactancia?
- Se ha logrado que muchas más familias se identifiquen y la sientan como método de crianza ideal desde el punto de vista de la alimentación. Muchas más familias están volcadas a tratar de lograr una lactancia exitosa y se está trabajando también en promocionar y promover la lactancia.
Eso es importante pero falta muchísimo para hacer. Tenemos mucho trabajo de la industria que nos juega en contra promocionando los productos de alimentación como sanos e ideales. Tienen más marketing para llegar a las familias y, si no estás muy interiorizado, podes caer en la información errónea de que la alimentación con preparados muchas veces es mejor.

En los años 70 era un boom la alimentación con biberón con preparado, era el ideal. Anteriormente amamantar se veía como algo que de las clases bajas, de bajo nivel socioeconómico. Más antiguamente las madres no amamantaban, tenían gente que contrataban o incluso las esclavas lo hacían. Hasta los años 80 o 90 hubo una fuerte influencia de la alimentación con el preparado. Después empezó a resugir la idea de la importancia de la alimentación en los primeros 6 meses de vida con la lactancia materna exclusiva. Ahora hay un cambio generacional...lento pero está habiendo.


- Hacías referencia a los preparados y el marketing...
- En la televisión por cable aparece mucha publicidad. La industria continua ejerciendo un fuerte impacto aunque se ha corrido en cuanto al grupo etario: en nuestros países que la lactancia se ha está haciendo más fuerte se ha corrido hacia niños más grandes. Entonces encontrás la publicidad de alimentación la importancia de tomar preparados para niños de un año.

En nuestro país, si bien falta mucho, se ha logrado que las familias tengan una conciencia y una información importante del beneficio de la lactancia y se sienten empoderados en cuanto a utilizarlo como la alimentación ideal de su hijo.


- Este año el lema es "apoyo y educación". Esa educación ¿a quienes debe involucrar?
- Si apuntamos solamente a explicar los beneficios de la lactancia cuando la mamá, la mujer, está embarazada ya estamos corriendo de atrás. Esto tiene que empezar cuando los niños son chiquitos, que vean a su madre amamantar, que sientan que es una práctica de crianza. Luego a medida que van creciendo ir explicando la importancia de los beneficios de la alimentación.

lactancia

También es necesaria en los lugares de trabajo, de estudio. Las políticas de Estado de protección y promoción de la lactancia si bien existen, y están escritas, no hay un control entonces hay muchísimas empresas que no tiene una sala de lactancia, ahí ya te das cuenta que no hay un apoyo en la práctica si bien existe en el papel. Eso es algo que se tiene que seguir trabajando y no es solamente para mujeres y niños, nos incluye a toda la sociedad.

El apoyo debe ir desde que una mujer pueda dar de mamar donde ella quiera y no se sienta incómoda, que no la hagan sentir incómoda, que se vea como una situación normal y natural, que pueda alimentar a su hijo donde ella quiera hasta las políticas para preservar a las mujeres en su trabajo. Actualmente hay lugares de trabajo donde a las mujeres se las cambia de horarios, si bien no te puede despedir o cambiar, eso existe, los jefes hacen cosas que no apoyan a la lactancia. Todo esto por màs que la gente esté muy consciente todavía falta la presión social para que se lleven a cabo las políticas y se pueden ejercer los beneficios. Es un trabajo en el que no podés bajar los brazos porque si los bajás un poco se deja de aplicar alguna norma....


- Es una atención permanente a la situación...
- Exactamente y en muchos lugares las mujeres están solas, porque donde trabajan no hay organizaciones que las puedan apoyar. Son esas cosas que hay que seguir insistiendo pero con la educación desde el jardín, eso ya es algo que lo van interiorizando y se van formando generaciones que creen y apoyan la lactancia. Antes cuando éramos chicos le dábamos la mema al bebé, al muñeco...la idea es ir cambiando eso, que cuando jueguen, jueguen a darle de mamar, que los niños ayuden a las mamás porque no es algo solo de las mujeres, es de toda la familia


- ¿Cómo debería ser el apoyo de quienes están alrededor de la mamá y la familia?
- Lo primero es sacar la idealización de que la lactancia es perfecta desde el principio, eso no es así. Cada vínculo tiene su inicio y puede tener sus dificultades y se van superando de a poquito. Lo primero que hay que hacer es bajar la ansiedad y lo más importante es no opinar... mucha gente lo hace con el mejor de los cariños, con la intención de ayudar y apoyar, pero muchas veces con esa ansiedad de que el niño esté comiendo y esté todo bien se presiona a la madre para que salga todo perfecto, teniendo esa idealización de que si no se logra el acople o la lactancia ya en los primeros días hay algo que está mal. Habría que acompañar a la madre en darle el apoyo que ella necesita alrededor. Cuando se está en el periodo de puerperio, sobre todo en el puerperio inmediato, muchas veces se siente muy agobiada por los cambios hormonales, tiene episodios de que se siente desbordada y a veces algo que en otro momento de tu vida es algo simple, o que las personas lo ven simple y solucionable, para la mujer que se encuentra en ese periodo es algo muy conflictivo, entonces lo ideal sería brindar un acompañamiento sin juzgar, sin dar indicaciones de lo que hay que hacer, de lo que no hay que hacer.

Además hay cosas muy simples: que la madre no esté pensando que tiene que llevar a los hermanitos a la escuela, estar pensando en todo eso sino estar volcada a descansar, poder alimentar a su hijo, para poder adaptarse. No somos màquinas, somos humanos y tenemos que tener un periodo de adaptación: la madre, el recién nacido y el resto de la familia. Esto que a principio es un caos, se va a ir acomodando pero necesita su tiempo, no es inmediato.

Las redes de apoyo de pares son fundamentales y en el SMI tenemos además desde la preparación para el nacimiento, con las parteras obstetras que tiene grupos de whatsapp y hacen seguimiento, van contestando las dudas que van surgiendo. Y después cuando el niño nace está el apoyo a la lactancia en las policlínicas, por teléfono, hay mucho asesoramiento.

 

Imprimir contenido