Semana mundial de Lactancia Materna 1 al 7 de agosto

Conmemoramos un nuevo año de la Semana Mundial de la Lactancia Materna y desde  SMI nos sumamos a este importante evento.

El lema de este año es: Impulsemos la Lactancia Materna: Apoyando y Educando.


¿Que significa apoyo? Apoyo es sostener para que algo suceda
.

S.M.I. tiene como política institucional apoyar y promover la lactancia materna. La sostenemos a través de: la calidad de nuestro equipo de salud en la maternidad y pediatría, desde las clases de preparación para el nacimiento, desde los primeros momentos que nace tu hijo y durante toda la estadía en el sanatorio. Posteriormente al alta, en el primer control en domicilio y control neonatal acompañamos el proceso de inicio y afianzamiento de la lactancia, evaluando y acompañando frente a dificultades y/o dudas para lograr una lactancia óptima a cada familia.
Brindamos asesoramiento a través de una línea telefónica de lactancia 095950082 diariamente, donde también podés consultar sobre dudas de lactancia en cualquier momento.

¿Desde dónde educamos?
El equipo de lactancia ofrece educación y promueve apoyos familiares y afectivos para que madre y bebé se encuentren en un abrazo amoroso.
El momento del nacimiento, es uno de los más importantes para una mujer, para un bebé y para la familia, es el momento de que todo está pronto para la conexión, si damos el tiempo y generamos el clima necesario.- La conexión es encuentro y facilita las destrezas del recién nacido para la alimentación. Un bebé saciado y confiado tendrá un ciclo de sueño-vigilia que facilite los cuidados con prácticas seguras. En conexión el bebé se calma, se organiza, se alimenta, y tolera mejor la adaptación al mundo extrauterino.

Trabajamos para que la lactancia sea un motivo más, para que ese abrazo- encuentro se repita muchas veces al día, ya que ese contacto estrecho facilita la conexión y el enamoramiento.

Fácilmente las mujeres pueden perder la confianza en su capacidad de amamantar, debido a múltiples factores generalmente externos, por falta de acompañamiento en los momentos donde aparecen dificultades. Por ésto apoyamos y educamos para que la mujer vaya ganando en autoconfianza, aunque los inicios no sean fáciles. Se evita en la consulta decir¨lo que tiene que hacer¨, sino que en base a recomendaciones basadas en la evidencia y lo que la mujer piensa y siente como posible de poner en práctica, se elaboran planes a medida a cada situación con reevaluaciones a corto plazo.

Somos un equipo que trabaja con el convencimiento de que la leche materna es el mejor alimento inmuno nutricional y afectivo, pero sobre todo nos importa que cada mujer y su familia tomen decisiones informadas de como alimentar a su bebé. Es muy importante que la mujer pueda decidir sus objetivos en lactancia dé su opinión y se sienta escuchada.

Aceptar lo que la madre piensa y siente, significa empoderarla y reforzar su confianza como madre.

En esta nueva semana de la lactancia reafirmamos los votos de la importancia de trabajar como equipo de salud dejando de lado nuestros prejuicios, sorteando los mitos, conectadas con nosotras mismas, desde una cercanía no invasiva, para favorecer un buen comienzo.


Psic Maritsa Henig.
Dra. Paula Gómez
Equipo de Lactancia del SMI

 

Testimonios de las madres

1) Nuestro bebé nació en SMI a fines de Junio, con 36 semanas de gestación y bajo peso. Nuestro deseo desde antes del parto, era poder establecer una lactancia materna exclusiva, evitando la fórmula en la medida de lo posible. Pero dadas las circunstancias, la prioridad era el aumento de peso de Fede. El apoyo que tuvimos con asesoras de lactancia fue absolutamente maravilloso. Teníamos 2 visitas a la sala de mañana y de tarde, y de todos modos estaban disponibles para evacuar cualquier duda que nos surgiera. Nos brindaron información y sostén en todo momento. Gracias a este soporte, pudimos dar comienzo a nuestra lactancia de forma exitosa. A los 5 días tuvimos el alta, con el peso de nuestro bebé en aumento. Hoy, a 3 semanas del nacimiento hemos logrado un crecimiento maravilloso, exclusivamente con pecho directo y pecho ordeñado. No tenemos más que palabras de agradecimiento para este equipo maravilloso. ¡Infinitas gracias!

Noelia y Esteban.
Mapadres de Federico.

 


2) Hola! Paso a contarles mi experiencia, me llamo Ximena tengo una bebe de 39 semanas actualmente. El 10 de mayo rompí bolsa con 29 semanas, los médicos me decían que lo mejor era tratar de llegar hasta las 34 semanas con muchos cuidados, pero Francesca se adelantó y nació de 30 semanas debido a un foco infeccioso por tener la bolsa rota. Una mañana precisamente el 17 de mayo desperté con contracciones, los médicos decidieron no aplazar más su nacimiento porque corríamos riesgo, ese mismo día al mediodía nació Fran. Paso todo tan rápido eh inesperadamente pero quiero agradecer infinitamente al cuerpo médico q me contuvo cada momento y me hizo sentir acompañada. Desde entonces Francesca fue a incubadora durante 1 mes, mientras que ella seguía evolucionando, trabajábamos para salir adelante, todos los días estuvimos juntas desde entonces. Todo ese mes recibí mucho apoyo de parte de lactancia para poder extraerme y darle el alimento a mi beba, todas las chicas evacuaron mis dudas y me ayudaron en todo momento, personalmente me costó mucho la bajada de leche ya que mi bebe se adelantó bastante, pero quiero decir que se puede trabajando juntas fuertemente. Finalmente llego el día que nos trasladaron a pediatría con 35 semanas de gestación, todo un desafío por primera vez estábamos juntas 24 horas, aprendimos un montón, allí también recibimos un excelente apoyo de todo el cuerpo médico, desde las enfermeras, los doctores, las chicas de lactancia. Estoy sumamente agradecida de haber aprendido tanto hoy gracias a la perseverancia el esfuerzo y las ganas de salir adelante estamos muy felices en casa y aun así seguimos recibiendo mensajitos del cuerpo médico para saber cómo esta Francesca. No me quedan palabras, simplemente gracias a todos.

Ximena



3) Soy mamá de un bebe de 6 meses y debo recalcar el acompañamiento que tuve en todo el proceso de lactancia desde el embarazo, por parte de parteras, asesoras y doctores en el SMI. Desde las primeras charlas en el embarazo hasta esos primeros días en el sanatorio. Saber que hay alguien del otro lado que se preocupa, la información previa y durante, el cuidado por el bebe y por mamá, eso hace la diferencia. Con el tema de la pandemia el primer control fue en casa, fue maravilloso. No tener que trasladarnos. Que nos asesoraran en casa, fue muy bueno. Poder llamar ante una duda, y tener una respuesta en el día. Mi bebe en principio demoro en ganar peso. Íbamos seguido a control. Y cada asesora se tomaba su tiempo, explicando, evacuando dudas, viendo como daba de mamar a mi bebe y dándome consejos que todos fueron muy útiles. Nos sentimos siempre muy acompañados. Incluso recuerdo un sábado de consulta que fuimos los 3 y hasta el papá pudo estar y preguntar involucrándose desde su rol de padre. Este EQUIPO que ha logrado el SMI sin dudas nos acompaña en cada paso, y eso hace la diferencia a la hora de lograr una lactancia exitosa. Seguimos con nuestra lactancia, contentos y agradecidos. Me parece fundamental continuar así mientras se pueda, es lo más natural y sano para nuestro bebe.

Vivian Infante.

 

Imprimir contenido