Yoga prenatal

Escribe ANALIA CAIRO
Obstera –Partera
Asesora en lactancia materna
Instructora de yoga Prenatal
Coordinadora del curso de preparación para el nacimiento de SMI

A partir del mes de enero del corriente año .SMI ofrece a sus usuarias clases de yoga prenatal en el curso de preparación para el nacimiento.

Esta propuesta comienza a realizarse todos los miércoles en el horario de 19y30 mediante la modalidad zoom.

Id-5944017629

contraseña - 2020

El objetivo es incorporar en el curso una práctica donde la embarazada y su familia puedan lograr un espacio para conectarse con su cuerpo y también con su bebé.

En estos encuentros no hay límite de edad gestacional, permitiendo ingresar embarazadas en el primer, segundo y tercer trimestre de embarazo ; ya que la práctica de yoga es cuidadosa, fácil, y respeta los cambios gravídicos .

Entendiendo que no debe de ser forzado ni producir incomodidad; logrando que cada embarazada se sienta segura, tranquila y confortable .Asegurando e cada encentro que la embarazada sea más consciente de los cambios ; sentirlos, comprenderlos y vivirlos en su plenitud.

Esta práctica desde el comienzo del embarazo logra integrar los diferentes planos de nuestro cuerpo, físico, mental y espiritual.

Desde lo corporal permite reconocer cada parte del cuerpo; liberando tensiones al utilizar la respiración consciente.

Trabajar el piso pélvico, fortalecerlo y relajarlo, preparándose para el momento del nacimiento.
Las asanas (posturas) no solo permiten mayor destreza, elasticidad y fortaleza muscular, también ayudan a liberar emociones y quitar inhibiciones.

Los pranayamas (control de la respiración) trabajan la concentración ,la interiorización, calmando así la ansiedad y equilibrando así la energía sutil y física .

Para conectar con el aquí y el ahora, disfrutando del presente. Logrando aumentar la liberación de hormonas del bienestar como oxitocina, dopamina, endorfina y serotonina; que mejorarán el estado de ánimo de la embarazada, generando sentimientos positivos como la felicidad y el placer.

Esta conexión tan estrecha entre la madre y el bebé permite compartir estas emociones y lograr que el útero sea un lugar de tranquilidad y bienestar.

Muchas veces la medicina tradicional se enfoca en valorar la salud fetal mediante el intercambio de nutrientes y oxigeno; pero como un plus ,el yoga permite al nuevo ser nutrirse de amor y paz.

La meditación como parte final de cada encuentro une aún más con el bebé e integra todo lo trabajado anteriormente.

Este descanso psíquico consiste en centrar la mente y al mismo tiempo intentar imaginar en forma intensa lo que la instructora sugiere, aprendiendo a canalizar en forma positiva los pensamientos ,adquirir sosiego y equilibrio; controlar la ansiedad y el estrés.

Somos la única mutualista que ofrece esta práctica a las embarazadas y sus familias , en el afan de ver y tratar al ser humano como un todo, en que cada parte cuenta y se jerarquiza; poniendo incapié en el concepto de integralidad que nuestro nombre destaca.

SMI ES MEDICINA INTEGRAL, para una vida mejor y más plena.


Testimonios

El yoga prenatal es una de las experiencias que más disfrute del embarazo. Me pude conectar de una manera muy diferente con mi beba contemplando y concentrándome en mi respiración y aceptando los cambios que estaba viviendo. Con los ejercicios pude liberar tensiones no solo musculares debido al embarazo sino las tensiones emocionales. Me ayudó a descansar y a relajar los miedos del parto. Me encantó la experiencia, lo recomiendo.
Romina Hutton, mamá de Bruna.

Mi nombre es Mariana Perdomo usuaria de la mutualista SMI, tuve mi parto en la institución el 30 de mayo. Hice yoga prenatal con la partera Analia Cairo. Era la primera vez que la practicaba, durante el embarazo, me ayudo a disminuir la ansiedad, encontrarme con mi nuevo cuerpo, relajarme luego del stress diario del trabajo y así conectarme con mi bebe. En el trabajo de parto pude poner en práctica los ejercicios de relajación y adoptar las diferentes posturas aprendidas que me permitieron transitar ese momento de la mejor manera con un excelente resultado. Fue una experiencia muy enriquecedora y creo que es de gran importancia para toda embarazada.

Vivian Infante
C.I.: 4.237.117-4

Tengo 38 años y 19 semanas de embarazo, soy primeriza. En las clases de yoga de Analia, como bien ella nos dice al comenzar cada clase, encontré un lugar y un espacio para conectarme conmigo y con mi bebe. Considero estas instancias un regalo para ambos, una pausa en la locura que vivimos a diario. Un conocerme y entender los cambios que se están dando. Una preparación física y emocional para lo que vendrá y lo que estoy viviendo. Es un acompañamiento que sin dudas hace la diferencia. Es todo muy nuevo y muchos son los cambios que se van dando, me parece muy enriquecedor y productiva la oportunidad que se nos da en SMI de poder participar en estas clases y de haber elegido tan bien a nuestra guía en este camino, siempre atenta, dispuesta y con algo para aportar en este proceso tan especial para cada una de nosotras como futuras mamás.

Imprimir contenido